¿Qué va a estar presente durante las vacaciones?

Hemos terminado un gran curso, lleno de momentos inolvidables para todos, especialmente para nuestros alumnos. En esta época del año que tenemos más tiempo para reflexionar… queremos hablaros acerca de LOS VALORES.

¿Qué son los valores?

Los valores son intangibles, son una brújula que marca el rumbo hacia la vida que deseamos vivir, y se reflejan en aquello que elegimos. Somos responsables de ir avanzando hacia nuestras metas, de crear aprendizaje, de ser congruentes e íntegros, de vivir de acuerdo a lo que más valoramos. Podemos aprenderlos y enseñarlos, pero como en muchos aprendizajes, el mejor método es SERVIR DE EJEMPLO.

Este verano te animamos a que tomes decisiones basadas en tus propios valores, no en lo que otros quieren, en lo más sencillo o lo más cómodo… Para ello, puedes empezar por descubrir y clarificar tus valores. Sé fiel a ti mismo y lucha por lo que quieres. Esto te da la oportunidad de convertirte en el padre o la madre que deseas realmente ser. 

Ejemplo de valores: Estar con las personas a las que más quieres, la autenticidad, vivir de manera ética, la diversión, la creatividad, el logro, el servicio a los demás, la aventura, el aprendizaje, la naturaleza, la amistad, la intimidad, la conexión, la independencia, el reconocimiento…

¿Tienes claros cuáles van a ser los valores que quieres respetar y cultivar durante el verano?

  • Date cuenta de las opciones que vas a tener, diseña tus vacaciones a partir de aquello que realmente quieres, de lo que más te motiva, priorizando lo verdaderamente esencial.
  • Siente el impacto de aquellos valores que vas a honrar durante este verano, ayuda a retomar el camino elegido.
  • No olvides que como padre o madre eres un modelo a seguir, un ejemplo real y cercano para tu hijo. Tus decisiones van a repercutir en las elecciones y patrones a imitar por él. Cuida su desarrollo emocional y potencia la mejor versión de sí mismo.
  • Si por el contrario sientes que estás sufriendo, tienes miedo, sientes cierto vacío o como si te faltase algo, soledad, enfado o resentimiento… busca los valores que estás desatendiendo, traicionando o reprimiendo. Esto también puede experimentarlo tu hijo y puede deberse a ciertos cambios inesperados en su vida: cambio de colegio, mudanza, conflicto de pareja, enfermedad…

Todos podríamos pensar que para tapar ese vacío lo más lógico sería buscar el “tapón” adecuado que nos devuelva al estado de confort, a lo conocido… Sin embargo, lo que hay que hacer es buscar en nuestro interior, saber escuchar lo que tenemos dentro y convertir ese vacío en la entrada a nuestro pequeño mundo, del poder que tenemos para sentirnos plenos, resilientes y únicos.

Cuando tu hijo mire en su interior, ¿qué quieres que encuentre?, ¿qué valores formarán parte de su pequeño mundo interior?

Haz que tu hijo esté lleno de valores positivos que afiancen su autoestima y que procuren una fortaleza psicológica suficiente como para poder sobreponerse a las vicisitudes de la vida. Dale un protagonismo especial a la HONRADEZ e INTEGRIDAD a la hora de obrar. Esta cualidad deriva del honor, fundada en el respeto hacia uno mismo y hacia los demás, que conlleva el respeto a la norma y convivir en sociedad. Durante este verano, te animamos a plantar esta semilla, que sin lugar a dudas, su fruto será uno de los mayores regalos que puedas hacerte a ti mismo y a tu hijo.

Os deseamos un Feliz Verano!!!! Hasta el próximo curso…

Artículo redactado en colaboración con Ana Isabel González, Tutora de 4º de Primaria. Muchas gracias Ana por ser una fuente de inspiración para tus alumnos, por tu coherencia, integridad y honradez.

 

 

Anuncios