1.Da ejemplo:

  • Sé tú el primero que respeta las normas de convivencia en el hogar. Si tu hijo no puede jugar o conectarse a todas horas, reflexiona y deja a un lado tu tablet, el móvil o el PC cuando estés en casa, en los espacios que se comparten en familia…

2. Haz que tu hijo respete tus normas:

  • Dialoga, llega a acuerdos, pon normas y procura que tu hijo las respete.
  • Habiendo terminado los deberes y el tiempo de estudio, llega a acuerdos para establecer tiempos en los que se permite el uso de este tipo de dispositivos.
  • Ej. de Horario de Uso Permitido (escrito en un calendario a la vista) de la consola: sólo se usa en fin de semana, o viernes por la tarde, o 30´ dos días/entre semana, o 3-4 horas/semanales máximo en períodos de 30´- 60´ con descansos…
  • En los momentos o espacios en familia (desayuno, comida o cena), no permitas su uso. Permite su uso en sitios comunes y a la vista.
  • Permite que juegue con sus amigos, así aprenderá a ceder, compartir y respetar los tiempos de juego.

3. Conecta con tu hijo y comprueba si su actitud es adecuada:

  • Cuando sea posible, juega con él… compartirá sus ideas, opiniones y sentimientos contigo. Será una oportunidad para que le guíes y orientes.
  • Ayúdale a buscar actividades en las que aproveche el tiempo libre de otra manera (salidas al aire libre o culturales con amigos o familiares, deporte en grupo, manualidades,…), y que le desarrolle física, social y psicológicamente.
  • Ten siempre muy en cuenta lo que le gusta a tu hijo y buscad entretenimientos que despierten su creatividad y le diviertan: cine, teatro, museos, fotografía, dibujo, lectura…
  • Pincha aquí: Juegos de Mesa analógicos, interesantes y novedosos para jugar en familia.

4. Es necesario que tu hijo sepa cuánto tiempo lleva jugando o chateando para que aprenda a responsabilizarse de su tiempo libre, su tiempo de estudio y su salud:

  • Es imprescindible que tu hijo sepa el tiempo que ha transcurrido desde que comenzó a utilizar el dispositivo y el que le falta (utiliza un reloj o cronómetro), para que aprenda a controlarlo.
  • Comprueba que tu hijo tiene una relación sana con el juego o con el móvil, evitando que se desarrollen conductas sedentarias, adictivas y otros riesgos (obesidad, trastornos del sueño, problemas oculares, ansiedad, depresión, obsesión por estar al día…).

5. Controla los videojuegos y las páginas web a las que tiene acceso tu hijo a través de su dispositivo… para que sean siempre adecuados para su edad.

  • Algunos son didácticos o pensados para el ocio, que ayudarán a tu hijo a trabajar destrezas y habilidades (creatividad, capacidad de superación, habilidades matemáticas, geometría, diseño de estrategias). Otros muchos no.Resultado de imagen de PEGI
  • Infórmate del control parental que permite el dispositivo utilizado para jugar y limita o vigila el acceso a la Red. Ten siempre el antivirus actualizado. Contenidos inapropiados en la Red.
  • Visita este enlace, es muy interesante… https://kidsandteensonline.com/
  • Revisa la información y el etiquetado de cada videojuego (consulta la página de PEGI, un sistema de clasificación por edades).
  • Visita páginas especializadas en crítica y análisis de videojuegos o pregunta en tienda (Meristation, Anait Games o Hobby Consolas).

videojuegos

 

 

 

 

 

 

Anuncios